CASANOVA

Milena Busquets

En sus memorias no hay autocensura, no hay imposturas, no intenta embellecerse, todo es auténtico, todo posee el inconfundible aliento de la verdad. Y la autenticidad, en la literatura, como en la vida, resulta irresistible.