IL POVERELLO: VIDA Y MILAGROS DE SAN FRANCISCO DE ASÍS

Kiko Amat

Francisco era una especie de nerd ultramotivado y asmático que nunca paraba quieto: un día entregaba sus ropas a un leproso, el otro te levantaba una iglesia, al tercero montaba una banda y al cuarto impartía doctrina a unos pajarracos.

Los compadres estaban ya lanzando vivas y planeando la despedida de soltero, cuando Francisco les dejó lívidos al añadir que su novia sería «la pobreza», y que renunciaba a su vida anterior. Adiós Lobo de Wall Street, hola santurrón abstemio.

Al sentir «el aguijonazo de la concupiscencia», se despojó de su túnica, tomó en sus manos «una soga muy dura» y comenzó a azotarse, mientras berreaba: «¡Hala, hermano burro, esto es lo que necesitas: ramalazos y más ramalazos!»


Si has arribat fins aquí deu ser per alguna cosa i volem pensar que és perquè t'ha agradat el que has vist. Per això t'animem a subscriure't a EL MÓN D'AHIR (si és que encara no ho has fet) o a buscar-nos a la teva llibreria.
Volem créixer i volem fer-ho amb tu!
Subscriu-t'hi